menú del día
EL CLON
Por:  / 1 junio, 2016
Header
Comparte

Por Octavio Novelo

 

Parafraseando al clásico de Morelia, “haiga sido como haiga sido”, un año después de las elecciones y con menos de dos para cerrar el ejercicio, llega a la alcaldía de Centro, mi Gerry Rovirosa (el Gaudiano solo estorba). Ese pequeño prospecto del que su tía Margot asegura “es un clon de su abuelo”, a contrapelo tendrá que aprender a gobernar y a satisfacer a los más de dos millones de villahermosinos que nomás estaban esperando su llegada para empezar a exigirle resultados.

 

Porque si Don Pancho Peralta, a decir de sus malquerientes, “el político más flojo de Tabasco”, hizo en cinco meses lo que ni Bertruy, Alí y Evaristo juntos, cuanto más no estaría obligado a hacer el rubio maratonista (¿otro?), si acaso quiere entregar buenas cuentas que le sirvan para insertarse de veras en la búsqueda de la gubernatura en el 2018.

 

Producto de la elección más cuestionada en la historia moderna del estado, con la sombra del fraude sobre sus espaldas, con números que revelan que apenas uno de cada diez votaron por él y con su antiguo tutor al frente del principal partido de izquierda en su contra, mi Gerry tendrá que sacar la casta, ese linaje que tanto ha presumido para desfacer entuertos heredados por el mal gobierno del PRD.

 

No obstante, hay quienes aseguran y yo entre ellos, que si acaso Arturo Núñez lo ayudó a llegar mediante cabildeos y reparto de promesas y recursos económicos, el gobernador saliente no le va a hacer la chamba; el imberbe tendrá que ponerse a trabajar en un área, la administrativa, de la que me consta no tiene la menor peregrina idea.

 

Ya nos presentó su gabinete, muy bonitos ellos, muy elegantes ellos, muy renombrados ellos y muy recomendados. Hay a la vista de todos nuñistas de ocasión, traidores, empresarios a los que hay que pagar la factura (¡saludos Luis Arcadio!), tres tristes tigres perredistas, uno que otro colado, amigos, parientes y “un perro negro”, Oswald, que se encargará de lanzar estiércol a diestra y siniestra hasta el día en que Ruti se decida a meterlo preso por golpear a su ex mujer.

 

De todos ellos, no se hace si acaso medio, ni siquiera uno, me queda claro que todos fueron palomeados en la residencia oficial, que su compromiso es con el economista y no con el bisoño corredor por lo que no dudaría que antes de diciembre empiecen a quejarse varios de que los negocios no se están logrando, que Gerardo ya no los recibe, que se la pasa en la oficina o en la CDMX; que la administración municipal realmente no es sino un anexo más del gobierno estatal.  

 

Yo que lo conozco sé que su personalidad es gris, que como bien me dijo alguna vez, “lo mejor que sé hacer es campaña”, y que como no le gustan los pleitos al rato las grandes decisiones las tomarán un charro, Juan José Martínez, Agustín Silva o Amed que para eso está. Suerte te de Dios y que el saber nada te importe mi Gerry que no tardas en darte cuenta que el proyecto no eres tú, que es José Antonio y que te van a usar porque en la vida como en la política el que paga manda.

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Suscríbete
Recibe nuestras más recientes noticias vía E-mail.