menú del día
Home / , , / El mundo de la ceguera: Vivir en la oscuridad #Especial
El mundo de la ceguera: Vivir en la oscuridad #Especial
Por:  / 13 mayo, 2015
Captura de pantalla 2015-01-14 a la(s) 07.04.42
Comparte

InfoOscuridad-04

La pérdida del padre que tanto la apoyaba y el quedarse completamente ciega de un día para otro a sus 31 años de edad, han sido las dos experiencias más difíciles que le ha tocado enfrentar a Rosalía García, oriunda de la ciudad de Colima.

Inicialmente su problema era glaucoma congénito, de manera que veía un tanto borroso con un solo ojo. Fue en 2009 cuando una infección muy agresiva le arrebató la posibilidad de seguir distinguiendo los colores, la gente, los carros y las cosas.

Para la mujer de 37 años y madre de dos niñas de 4 y 9 años, el pasar de ser débil visual a persona con ceguera total, la hizo deprimirse por seis meses, tiempo que tardó en animarse a salir a las calles nuevamente a vender periódicos. Aunque desde la secundaria aprendió a leer en Braille y a usar bastón, estaba insegura de saber conducirse en la vía pública o creía que chocaría contra las personas o las cosas.

“No deja de ser difícil ya no poder ver a mis hijas, no poderles ayudar en muchas cosas que yo hacía; fue una etapa muy dura, pero creo que no tuve mucho tiempo para hundirme en la depresión; simplemente mis niñas me pedían cosas y yo tenía que trabajar, tuve que arriesgarme y salir a echarle ganas”.

Captura de pantalla 2015-01-14 a la(s) 07.03.30

Rosalía, quien hace años dejó trunca la carrera de Trabajo Social en la Universidad de Colima por cuestiones familiares, ahora vive con sus niñas y esposo, que también es ciego, en el edificio de Obras Sociales San Felipe de Jesús —institución creada por el sacerdote Ricardo de Jesús Vázquez Lara Centeno—, donde sortean la misma situación económica que atraviesan muchos otros colimenses.

Aunque ambos reparten prensa escrita por las mañanas, él vende pan por las tardes y ella cosméticos en sus ratos libre, también suelen enfrentar dificultades económicas.

“Ahorita es como todo, a todos nos va difícil, yo creo que siempre tratamos de que el dinero ajuste lo más posible, tratamos de hacer milagros, salimos adelante de alguna forma, pero es complicado”.

Pese a su ceguera y condición económica, esta madre de familia no pone pretexto para salir todos los días a trabajar desde las 8:30 de la mañana, no sin antes haber dejado a sus hijas en la escuela. Antes de regresar a casa también va por ellas para bañarlas, darles de comer y ayudarles en sus tareas.

Ahora ya sin temor, Rosalía se desplaza con mochila al hombro y un montón de periódicos en una de las manos, por las transitadas calles del centro de la ciudad, con el bastón por delante y orientándose por los olores característicos de determinado lugar, los postes o las cosas que suelen estar en la vía pública.

Captura de pantalla 2015-01-14 a la(s) 07.04.18

No obstante, igual que para el resto de su comunidad, el mayor problema que enfrenta García es la difícil accesibilidad para moverse en la ciudad, pues aunque las autoridades han prometido en repetidas ocasiones que harán algo para quitar todos los obstáculos, sigue habiendo tiendas con toldos abajo, cables, postes, banquetas en mal estado y otros tantos permitidos por el Ayuntamiento.

Hace unos días, Rosalía no pudo evitar caer como consecuencia de un hoyo que permanecía abierto en la calle Filomeno Medina, en el centro capitalino. La única advertencia era una caja de cartón y no una cinta de alerta como sería lo adecuado para esquivarlo a tiempo.

ESCASO APOYO OFICIAL PARA ORGANIZACIÓN DE CIEGOS

Datos arrojados por el Censo de Población y Vivienda 2010, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), señalan que en el estado de Colima hay 7 mil 641 personas con discapacidad visual, de las cuales 3 mil 835 son hombres y 3 mil 806 son mujeres.

Estos datos colocan a Colima arriba de la media nacional, ya que mientras esta entidad registra una tasa de 152.3 personas con discapacidad visual por cada 10 mil colimenses, en el país la cifra es de 139.5 por el mismo número de mexicanos.

InfoOscuridad-03

Vidal Sandoval, presidente de la Organización de Ciegos Colimenses A.C. (OCC) explica que “muchas personas piensan que la diferencia entre la discapacidad y la no discapacidad es tenerla y no tenerla y ya, pero no, la discapacidad trae consigo muchas otras situaciones de tipo social, económico y sobre todo emocional”.

A pesar de ofrecer diversos servicios para las personas que sufren de discapacidad visual, el subsidio que recibe la organización por parte del gobierno del estado es bajo, alcanzando apenas los ocho mil pesos mensuales, monto insuficiente para cubrir en su totalidad los gastos que requiere la asociación para su funcionamiento, como la adquisición de material didáctico y los distintos insumos.

A 20 años de su fundación, la OCC atiende a una población de aproximadamente 70 personas entre usuarios y afiliados, quienes aprovechan las múltiples actividades que se realizan en sus instalaciones, un edificio que fungió como la cárcel municipal en años anteriores. “Ésta era una cárcel ahora convertida en escuela, porque nosotros sí estamos dispuestos a convertir las cárceles en escuelas” menciona con cierto orgullo el entrevistado.

Sandoval está convencido de que una persona con discapacidad puede ser tan productiva como otras si se le dan sus oportunidades y el medio para que realice una actividad.

Captura de pantalla 2015-01-14 a la(s) 07.08.04

Narra: “me ha tocado ver personas con discapacidad visual que son contratadas y que tienen que andar buscando la posibilidad de tener una computadora o un programa parlante, cuando en las instituciones tienen computadoras incluso sin utilizar y ahí lo dejan solo y pretenden que les sea útil en esas condiciones”.

En cuanto a la categoría de los usuarios de la organización, dice, pueden ser desde bebés hasta personas de 60 ó 70 años. Entre las 20 asignaturas que se les imparten a los usuarios, una de las más importantes es la lecto-escritura sistema Braille con diferentes grados, dependiendo del avance de cada persona, siendo el de estenografía el más avanzado. Además, se les enseña la ejecución de instrumentos musicales así como áreas específicas de atención que son las especialidades que en las escuelas regulares no pueden darles.

A pesar de la labor que realiza la OCC en pro de este sector vulnerable de la población, Vidal Sandoval señala que aún faltan muchas cosas por hacer y que una de las mejores formas para avanzar es con la participación de toda la ciudadanía, desde empresarios, funcionarios con voluntad política para atender a las personas con discapacidad visual, así como el apoyo y solidaridad de todos los ciudadanos.

LUCHA A CONTRACORRIENTE

Más que por su condición de débil visual, fue por pobreza que José Alberto Cisneros Salgado, de 37 años, ha tenido dificultades en la vida; y narra que fue sobre todo en la etapa de estudiante cuando hubo ocasiones en que ni siquiera tenía dinero para comer.

Sin embargo fue desde que cursaba el tercer grado de primaria en Cuernavaca Morelos, que se enfrentó con los primeros obstáculos para avanzar en los estudios, pues en esa escuela no podían seguir ayudándolo.

Poco después su familia lo mandó a Colima al internado de San Felipe de Jesús, donde reanudó su educación para continuar luego en diversas escuelas hasta egresar de la Facultad de Derecho de la Universidad de Colima, aunque para lograrlo tuvo que trabajar desde una granja de conejos, haciendo la limpieza de oficinas, hasta llegar a un despacho de abogados.

Cisneros Salgado, quien recientemente terminó su periodo como presidente de la OCC, recuerda que si bien en la primaria había material en Braille para estudiar, a partir de la secundaria ya no. Por fortuna siempre encontró compañeros que le ayudaron con la lectura.

Con la accesibilidad que existe en la actualidad para bajar programas como Jaws, que antes tenían un costo de entre 14 y 15 mil pesos obtenerlo, Cisneros ahora puede leer casi todo lo que necesita en su computadora e incluso en su celular.

En caso de que necesite leer una demanda de alguno de los casos en derecho laboral que lleva, es su secretaria quien la lee para él, persona que incluso algunas veces se convierte casi en su guía.

Captura de pantalla 2015-01-14 a la(s) 07.05.15

El acoso escolar para Alberto nunca fue un problema y refiere que si en algún momento los maestros lo discriminaron por su condición visual, fue no por que quisieran hacerlo “sino por la misma ignorancia de no saber cómo atender a una persona ciega”.

A él por ejemplo, un maestro de educación física le ponía 8 ó 9 de calificación y sin hacer nada, porque “pensaba que porque no veía no iba a poder hacer las cosas”.

En otra ocasión, cuando llegó a hacer el examen del Ceneval en la Facultad de Derecho de la Universidad de Colima, preguntó que quién se lo podía leer y le respondieron que el personal no estaba a su disposición, insinuándole que debía que llevar a alguien que lo ayudara.

El plazo para hacer el examen de ingreso se le acortó, por esperar que alguien le fuera a leer; tiempo después, siendo ya alumno de la facultad, esa misma persona le ayudó económicamente para que pagara un semestre de la carrera.

Ahora como cualquier otro abogado, en ocasiones le va bien y en otras mal, pero como tiene además una coordinación en el Instituto Colimense para la Discapacidad (Incodis), al menos ya no pasa hambre como en su época de estudiante.

Desde los 17 años, Cisneros Salgado se acercó a las filas del PRD, partido que le llamó la atención por su manera de tomar las decisiones en conjunto y por asamblea, como en la OCC. Tiempo después logró ganar la presidencia del PRD en el municipio capitalino en el periodo 2010 -2013, además de que fue incluido en las planillas de 2006 y 2013.

Este abogado asegura que así como no cambia al América como su equipo favorito del futbol mexicano, no lo hará tampoco con su partido político, pese a reconocer que las cosas al interior de éste han cambiado de cuando se afilió.

No niega que como la mayoría de los que se acercan a la política, tiene aspiraciones de participar para otros cargos en el futuro, pero afirma que siempre respetará la decisión de lo que el consejo del PRD determine.

“Albert” o “Beto” como le dicen de cariño sus amistades cercanas o sus cuates de parranda, es uno de varios inquilinos ciegos o con debilidad visual del edificio Obras Sociales San Felipe de Jesús, mismo que han convertido en su hogar, así como lo hacen las demás personas con otro tipo de discapacidad que también habitan ahí, por apenas 150 pesos que pagan al mes por el modesto departamento.

Captura de pantalla 2015-01-14 a la(s) 07.08.46

INCREMENTO DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Aunque en Colima hay cerca de 8 mil personas con discapacidad visual, esto no quiere decir que todas han perdido la vista por completo, señala el director general del Instituto Colimense para la Discapacidad (Incodis), Francisco Jesús Pérez Medina, quien menciona que “hay quienes al tener una baja visión lo complementan con un lente u operación y logran una mejor visión; y quienes tienen ceguera.

Al reconocer que no hay detalles de cuántas personas tienen ceguera total, cita que las últimas cifras oficiales del Inegi reportaron que en la entidad hay 39 mil 35 personas que viven con algún tipo de discapacidad. “Entendemos que hay un incremento, no porque queramos ser más, sino porque la expectativa de vida del mexicano anda por el orden de los 74 años y una parte de importante de quienes llegan a esta edad es cuando adquieren la misma con una visión más reducida”.

El funcionario estatal detalla que la discapacidad más frecuente es la motriz, seguida de la visual, auditiva y por último intelectual. La población más numerosa se encuentra en los municipios más grandes, como Colima, Villa de Álvarez, Tecomán y Manzanillo, en donde se ha priorizado la instalación de semáforos especiales e infraestructura para que este sector de la población tenga mejores condiciones de vida en su ciudad.

Actualmente existen en la entidad 45 semáforos para personas con discapacidad visual y se van a instalar seis más, asegura el representante del Incodis, con lo que se concluiría este sexenio con 51 aparatos de este tipo en todo el estado.

Pérez Medina destaca que entre otros programas, el instituto está enfocado a la enseñanza de la lecto-escritura en Braille, propiamente con quienes son estudiantes en formación para educadores. “Ha habido un avance significativo: antes el Braille era el principal instrumento educativo para este sector, pero se ha venido sustituyendo con la tecnología, el uso de software, que les ha permitido tener prácticamente la lectura de un libro, lo que antes era imposible.

Captura de pantalla 2015-01-14 a la(s) 07.05.57

“Con una digitalización, un lector de la pantalla, ellos puedan tener una mayor interacción y mayor posibilidad de éxito en la educación. Se denomina Tifloteida, aquella información de las redes sociales, en internet, pueda estar accesible a las personas con discapacidad visual, para que el parlante les vaya diciendo en qué momento se encuentran de una página.

Las personas con discapacidad visual también han explorado el sector laboral, sostiene el funcionario estatal. La gran mayoría de los que pertenecen a la OCC, indica, “han buscado y tienen un empleo, por una filosofía de la organización y un trabajo interesante que hizo el padre Ricardo de Jesús Vázquez Lara Centeno, quien hace mucho tiempo trabajó con ellos, primero generando una filosofía de vida en la que incluía que la personas con discapacidad podrían hacer cosas y buscar la dignidad de las personas”.

“Me parece que ese trabajo, que no lo hizo el instituto, ayudó a que muchos de ellos ahora sean grandes profesionistas, que tienen sus familias y han inculcado esta filosofía dentro de la organización: que sean independientes, con educación, un trabajo y que no se limitaran a pedir dinero en las calles”, refiere.

Revela que la organización de ciegos lo que más solicita al Incodis es la vigilancia de los reglamentos y la ley. “Si ya existe la normativa, que se respete por parte de las autoridades; como el caso de los obstáculos en la vía pública evitarlos, porque para ellos representa un riesgo, desde apertura de alcantarillas, cables de los postes u obstáculos superiores como toldos”.

“En el tema de la discapacidad visual estamos bien, pero podemos estar mejor”, subraya Francisco Pérez Medina tras revelar que en este sexenio se han construido cerca de 3 mil rampas y pasacalles, las cuales “no nada más beneficia a quienes tienen discapacidad motriz, sino a todos como una accesibilidad universal”. Y para este año continuarán las obras para cerrar con aproximadamente 3,800 adecuaciones.

Aunque reconoce que el presupuesto es limitado en cualquier lado, afirma que desde hace cuatro años se ha realizado una inversión importante de los gobiernos estatal y federal por alrededor de 10 millones de pesos anuales en infraestructura en beneficio de las personas con discapacidad, entre ellos la semaforización y el transporte público incluyente.

El director del Instituto Colimense para la Discapacidad expone que vivir con discapacidad visual representa retos para quienes la viven, “es una condición que por circunstancias de un accidente, enfermedad o por nacimiento se tiene y se vive con ella. Es importante esta connotación, porque luego se ve el tema de la discapacidad como un castigo, pero no es así, es por una condición que se dio y que le toca vivir a la persona con discapacidad”.

“Vivo con la condición de… y no tengo el problema de… y evidentemente hay retos que son distintos a los de la ciudadanía que no tiene una discapacidad, y evidentemente hay una desigualdad y entran en una condición de vulnerabilidad. Lo que se busca por parte de las políticas públicas del Incodis es generar una situación que te permita estar en igualdad de condiciones con los demás”, concluye Francisco Pérez.

InfoOscuridad-02

+++

CRÉDITOS

Coordinación general: Pedro Zamora Briseño
Investigación: Gabriela Flores, Víctor Gómez y Jonathan Núñez.
Diseño: Gerardo Alfonso Torres Aldrete
Video: Salvador Ochoa.

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
Suscríbete
Recibe nuestras más recientes noticias vía E-mail.